Siempre a la altura de los avances técnicos

En 1854 el maestro forjador de cobre Forstreuter de Oschersleben reconoce en los signos de la época. Se necesitan calderas, máquinas de vapor y bombas para la industria azucarera que registra un desarrollo rápido. Funda la empresa Forstreutersche Maschinenfabrik.

Los hijos del empresario especializan la empresa en la construcción de bombas y se fusionan en el año 1897 con la empresa Oddesse-Dampfpumpen-Gesellschaft de Hamburgo. Posteriormente la empresa pasa a ser conocida como Maschinenfabrik Oddesse GmbH, un nombre como programa, ya que se forma a partir de los apellidos del ingeniero inglés Oddie y el comerciante alemán Hesse. El espíritu pionero del ingeniero y la habilidad empresarial del comerciante aseguran conjuntamente el éxito.

A principios de los años 30 se produce una de las innovaciones técnicas de todos los tiempos: las motobombas de aguas abajo y los motores sumergibles. Estas innovaciones técnicas distinguen la buena reputación de la empresa en el mercado internacional. Desde 1939, el exitoso fabricante de bombas se conoce bajo el nombre KLEINSCHANZLIN-ODDESSE GmbH.

En 1945 la empresa es desmontada debido a servicios de reparación, pero Oddesse reanuda la actividad empresarial en 1946 y se impone de manera creciente en los mercados internacionales. La empresa VEB Pumpenfabrik Oschersleben convence a los clientes de muchos países por su calidad y sus nuevos desarrollos de productos. En el moderno centro de fabricación construido en 1975 ya trabajan alrededor de 1.400 empleados.

El salto a la economía de mercado se logra en 1990 con la concentración en la actividad principal y la venta de activos de la empresa, pero sobre todo gracias a la riqueza de ideas y al trabajo de calidad de los empleados.

Desde 1994 la empresa es conocida por el nombre de oddesse Pumpen- und Motorenfabrik GmbH y desde 1998 produce en instalaciones de producción ultramodernas para sus clientes en más de 50 países de todo el mundo.